Como antiguos alumnos del Colegio San José Villafranca hemos vivido en primera persona la emotividad que encierra el día de la Despedida de Bachillerato. El pasado viernes, nuestro Colegio se vistió de gala para vivir este momento con la Promoción 2021 a la que acogemos en la Asociación de Antiguos Alumnos y les invitamos a caminar con nosotros, como asociados, para seguir contribuyendo a fortalecer la historia de nuestro cole.

Una representación de la junta directiva de la AA.AA., encabezada por el presidente, Ricardo Martínez Galán, asistió a esta cita destacada en el mes de mayo. Se vivieron momentos tradicionalmente emotivos, incluso si los enclaves cambian al compás de lo que imponen los tiempos. En esta ocasión, la procesión de la Virgen a hombros de los alumnos de Bachillerato por los jardines se quedó en este entorno para celebrar al aire libre la misa de despedida tras cantar la Salve, minimizando riesgos en estos tiempos de pandemia. En esa Eucaristía ofrecimos a la Virgen, junto a los delegados de las Promociones 2020 y 2021 las Cápsulas del Tiempo en las que los alumnos de ambas promociones han guardado sus vivencias y deseos para abrirlos dentro de 25 años, cuando celebren sus Bodas de Plata como antiguos alumnos.

Y en ese entorno pudimos estremecernos al escuchar el «Dulcísimo recuerdo de mi vida…», en boca de dos alumnas de 4º de Primaria, antes de entonar el «Adiós Reina del Cielo», mientras la Virgen fue llevada a las puertas del salón de actos.

Fue precisamente en el salón de actos donde se desarrolló el acto académico, con el discurso de los delegados, la entrega de reconocimientos y la imposición de insignias como antiguos alumnos. En este punto, con el presidente de nuestra AA.AA. en el escenario, se hizo entrega de la Beca de Excelencia Padre Arrupe, un reconocimiento dotado con 2.000€ para formación académica, que entregamos desde la Asociación de Antiguos Alumnos al alumno de 2º de Bachillerato que mejor encarne los valores ignacianos que marca nuestro Colegio. Una propuesta que cuenta con la opinión de los alumnos, así como de una Comisión con representantes de la Dirección de centro, de etapa y de nuestra Asociación.

En esta ocasión recibió el azulejo acreditativo de la Beca Padre Arrupe el alumno Adrián Santana González, de manos del presidente de la AA.AA. y del director titular del centro, Jaime Torralba. Seguidamente, Ricardo Martínez Galán en nombre de la Asociación de Antiguos Alumnos destacó el profundo agradecimiento a la labor de la Compañía de Jesús en nuestro Colegio, en la persona de los jesuitas de la comunidad actual y en recuerdo de cuantos pasaron por este centro de Villafranca. Fue un discurso emotivo poniendo en valor el papel de los antiguos alumnos en la vida del Colegio así como el sentimiento agridulce ante la salida de la Compañía de Jesús del Colegio de Villafranca. En esos instantes se hizo entrega de una maqueta en madera del edificio a cada jesuita de la comunidad actual del Colegio, como recuerdo y en agradecimiento por su paso por la vida de cada uno de los que les conocemos.

Homenaje jesuitas Villafranca

Le siguió una ovación intensa y emocionada del público presente en el salón de actos que puesto en pie transmitió con su aplauso el cariño a estos jesuitas que marcharán al final de este curso.

Ovación público Jesuitas Villafranca

Un día para mantener en la memoria durante muchos años y que escribe una significativa página más en la historia de nuestro Colegio.

Gabinete de Comunicación.

 

Si te gustó la publicación, ¡compártela en tus redes!
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin