Esta tarde la comunidad educativa de nuestro Colegio ha sentido de nuevo uno de esos golpes que cuesta asimilar, la muerte de un compañero que, aunque ya jubilado, se nos antoja demasiado joven para irse. La tristeza de su marcha no nos impide recordarle con palabras de agradecimiento.

Antonio Ortiz Barrientos fue alumno del Colegio, después fue profesor y educador en la Residencia de nuestro Colegio durante gran parte de su etapa profesional, labor que compatibilizó durante mucho tiempo con la tarea de corresponsal del periódico regional HOY, que ha venido ejerciendo hasta sus últimos días. Además coordinó durante años las publicaciones de la revista Collegium, de la que hemos extraído la imagen del día de su jubilación, sin olvidar su dedicación de muchas tardes en la biblioteca del Colegio.

Le gustaba estar atento a la información pero su gran vocación fue la de educador y su relación con los alumnos residentes marcó profundamente sus últimos años de trabajo entre nosotros, quedando un gran recuerdo entre sus compañeros.

Persona de carácter afable y trabajador incansable, deportista, familiar y entregado a su labor sin desfallecer, siempre con esas ganas que le imprimió a cada día, incluso cuando la enfermedad fue aminorando sus fuerzas.

Mañana miércoles, 9 de octubre, se celebrará su funeral en la Parroquia de Santa María del Valle de Villafranca de los Barros, a las 16,30 horas.

Hoy nuestra oración se une al dolor de su familia y le recordamos como fue, un gran compañero que ahora estará escribiendo las crónicas del cielo.

D.E.P.

 

Gabinete de  Comunicación.

Si te gustó la publicación, ¡compártela en tus redes!
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin