La Asociación de Padres y Madres del Colegio celebró el pasado fin de semana su tradicional convivencia anual, antes de finalizar el curso. Una cita donde la Eucaristía tiene un lugar principal como momento de encuentro y agradecimiento por todo lo recibido a lo largo de este período que termina. Preparada y protagonizada por familias de alumnos, la celebración fue presidida por el superior de los jesuitas en Villafranca, el P. Pedro Armada Sj, y concelebrada por el P. Antonio Cruz Sj. En la homilía el P. Armada recordó el importante valor de base que tiene la formación en valores en el seno de la familia, así como el apoyo en la siembra y cuidado de esa semilla por parte del Colegio.

Desde la directiva de la AMPA, presidida por Carlos Canónico, se quiso poner el acento en la apuesta de todas las familias de los alumnos que han pasado por el Colegio en sus 125 años de historia y, por este motivo, entregaron un pergamino enmarcado al Director General del Colegio, Jaime Torralba. Asimismo, se homenajeó a los presidentes de la Asociación de padres y madres de estos últimos 25 años con la entrega de una placa para cada uno, que recogieron Manuel Cabo, Manuel Soler y Manuel Ramos, respectivamente.

Tras salir de la capilla, las familias pudieron compartir en el patio una cata comentada, guiada por el antiguo alumno, Fernando Toribio, en torno al vino Madrede0lAgua que durante este curso tenemos a disposición de todos, etiquetado de forma especial por el 125 aniversario del Colegio y premiado recientemente con una Espiga de Oro por Caja Rural de Extremadura.

La jornada de convivencia terminó compartiendo un aperitivo de manera distendida y disfrutando de una noche muy agradable.

Gabinete de Comunicación.

Si te gustó la publicación, ¡compártela en tus redes!
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin