¿Sabéis cuántos jesuitas viven en la comunidad del Colegio de Villafranca actualmente? Seis.

El Hermano Pepe Díaz (Oficial Mayor) y el Hermano Diego Díaz, ambos de Villafranca de los Barros; el P. Rafael Torcal que atiende a la comunidad de Hermanas Carmelitas de la Caridad; el P. Jaime de Peñaranda que coordina la Pastoral en Primaria y atiende a la Comunidad de Hermanas de la Cruz; el P. Antonio Cruz con responsabilidad en la Pastoral de los mayores, Bachillerato fundamentalmente, atiende los Retiros y celebraciones con el alumnado también de ESO, y el P. Pedro Armada que es el Superior de la Compañía en Villafranca y también en Extremadura. Hasta ahora ellos nos están cuidando hasta donde pueden en la parte espiritual y es justo pensar que quizás muchos necesiten que empiecen a cuidarles.

Esta fotografía que presenta la Compañía en Villafranca es el reflejo de lo que se vive en otros muchos lugares de la Provincia de España. Hay pocos refuerzos, hay pocas vocaciones.

Ahora que nos ha sacudido la realidad con la noticia de la marcha de la comunidad jesuita del Colegio de Villafranca, muchos se rebelan contra la decisión y quienes la han tomado. Bueno, somos humanos y viscerales, tal vez si nos dejamos llevar y nos desahogamos así, nos quedemos más tranquilos.

Pero, ¡qué pena que quienes nos hemos formado con ellos y hemos bebido de esa fuente de energía incesante que es el espíritu de San Ignacio de Loyola, pudiésemos creer que con esta decisión, meditada y complicada al mismo tiempo, no se ha pensado en su trascendencia para nuestro Colegio! No hay improvisación en la Compañía, no hay despreocupación por su buque insignia en Extremadura. Es todo lo contrario, solamente que el foco de calor nos llegará ahora desde otra localización.

Desde hace años, y no pocos, la disminución progresiva de la presencia de jesuitas en nuestro Colegio se ha ido asimilando de manera natural por toda la comunidad educativa. Por eso, esta decisión con una fecha ya marcada en el calendario nos duele por lo que significa, pero la entendemos porque forma parte de la evolución social que vemos en nuestra Iglesia y en tantas otras congregaciones religiosas.

Los jesuitas de la comunidad de Villafranca se irán con la tranquilidad de dejar un Colegio a pleno rendimiento, un Colegio del siglo XXI y con una velocidad de crucero marcada por un elevadísimo grupo de antiguos alumnos que llevan rigiendo su destino desde hace mucho tiempo, precisamente por decisión de la Compañía de Jesús que nos ha preparado a conciencia para dejar la responsabilidad de su Obra en buenas manos. Y ellos estarán acompañando y apoyando esa labor no desde los propios pasillos de nuestro Colegio, pero sí desde las instituciones jesuitas de las que formamos parte porque sí, el Colegio San José de Villafranca sigue y seguirá siendo el Colegio de los jesuitas por excelencia.

Como antiguos alumnos hemos estado presente en los mejores momentos de su trayectoria y también en los menos buenos, como no podía ser de otra manera. Este capítulo de su historia también nos necesita, pero con espíritu constructivo, con palabras de agradecimiento, y por eso desde la Asociación de Antiguos Alumnos estamos al pie del cañón desde el minuto 1.

Ahora y siempre, antiguos alumnos conscientes y comprometidos con nuestro Colegio.

 

Y para responder a las dudas, comentarios y necesidad de información adicional explicativa tras conocer esta noticia, desde la Asociación de Antiguos Alumnos se ha propuesto a la Compañía de Jesús en Villafranca y a la Dirección del Colegio San José la posibilidad de mantener una reunión telemática con todos los antiguos alumnos que queráis participar. Han aceptado de buen grado y la cita será este viernes a las 18,30 horas, el enlace se va a difundir a través de los delegados de promoción. 

Gabinete de Comunicación 

 

Si te gustó la publicación, ¡compártela en tus redes!
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin