Y uno de los momentos entrañables y tradicionales al final de cada curso en nuestro Colegio es, sin duda, la convivencia que cierra la actividad cotidiana del personal del centro. Tras la reunión del claustro, donde se hace balance, se informa y se motiva a la comunidad educativa para cerrar el curso y vivir un verano que nos ayude a cargar pilas para el nuevo curso, también celebramos juntos la Eucaristía donde dar gracias a Dios por todo lo vivido.

Y finalmente, disfrutamos juntos de una comida de convivencia en la que también homenajeamos y despedimos a los compañeros que ya no estarán con nosotros en el próximo curso. Fue el caso del que durante muchos años fuese portero del Colegio, José Lemus, que tras cumplir su período laboral disfruta ya de su jubilación. En nuestro encuentro de cierre vivió una jornada más junto a sus compañeros y recibió, además de unos regalos, el cariño y agradecimiento de quienes compartimos con él muchos días de trabajo. Acompañado por su esposa, en sus palabras de despedida, José Lemus, recordó gratamente su paso por el Colegio y agradeció la colaboración de todos en su día a día.

También Ismael Gragera Burguillos recibió un detalle de agradecimiento tras cumplir su estancia en sustitución docente entre nosotros.

Fue un día en el que, a pesar del calor, pudimos vivir momentos importantes entre compañeros.

¡Feliz verano!

Gabinete de Comunicación.

Si te gustó la publicación, ¡compártela en tus redes!
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin